ICE reanuda redadas de inmigrantes en Texas y Florida tras suspensión por paso de huracanes

El centro de detención de inmigrantes Krome, ubicado en Miami, vuelve a estar operativo tras su cierre por daños a causa del huracán Irma.

Agentes federales de inmigración reanudaron hace unos días operativos para arrestar a inmigrantes fugitivos con antecedentes criminales y órdenes de deportación que viven en Florida y Texas, estados que fueron impactados por los huracanes Harvey e Irma en los meses de agosto y septiembre.

Fuentes consultadas por Univision Noticias, y que pidieron el anonimato, indicaron que agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) dan prioridad a “capturas rezagadas”, y que no se trata de “operativos extraordinarios”.

A principios de septiembre Univision Noticias reportó que ICE había cancelado un gran operativo nacional contra indocumentados debido al paso de los huracanes. También informó del cierre del centro de detención de inmigrantes Krome, ubicado en Miami, Florida, donde son trasladados la mayoría de los arrestados en el sureste del estado.

Las instalaciones ya se encuentran operativas, indicaron.

Univision Noticias preguntó a ICE si había redadas en curso, si había planes de redadas durante las fiestas de fin de año, y dónde se llevarían a cabo. Por medio de un correo electrónico, la agencia respondió que “por política, ICE no confirma ni niega operaciones futuras”.

 

En estado de alerta

Los arrestos, por ahora, no son masivos. Pero la activación de los operativos inquieta a las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes.

“Estamos alertas y conocemos nuestros derechos”, dice Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA Maryland. “Le insistimos a nuestra comunidad que llame a las organizaciones humanitarias para informarse, a su abogado para recibir instrucciones, y que tengan listo un plan de escape”.

La amenaza de redadas permanece vigente desde el 20 de enero, cuando el presidente Donald Trump se instaló en la Casa Blanca. El mandatario, incluso un año y medio antes de ser electo, había advertido que arrestaría y deportaría a los 11 millones de indocumentados en un plazo de 18 meses.

Y si bien 10 meses después los números demuestran que Trump ha deportado menos inmigrantes que Obama en su último año de gobierno, ha arrestado un 40% más, y mantiene la promesa de activar una poderosa maquinaria de deportaciones con el objetivo de cumplir sus promesas de campaña.

La huella del gobierno

“En los últimos días hemos escuchado denuncias de redadas”, dice Juan José Gutiérrez, director del Movimiento Latino USA en Los Angeles, California. “Aunque no se atribuyen exactamente a nadie que se le pueda identificar con nombre y apellido, sabemos que es así como funciona este gobierno”, agregó.

Gutiérrez indicó que recientemente el Fiscal General, Jeff Sessions, durante una comparecencia ante el Comité Judicial del Senado, dijo que su compromiso es hacer que la ley de cumpla. “Por tanto, tenemos que entender que cuando él dice que hará todo lo que esté a su alcance, exigirá que se cumpla la ley de inmigración, su prioridad y la del presidente, impulsando campañas de arrestos y deportaciones masivas. No nos cabe la menor duda de que éstas se van a desatar en algún momento”.

El activista dijo además que “lo harán lo más efectivamente posible, y creemos que lo harán por ejemplo ahora, en estas fiestas de fin de año. Nos esperan días difíciles. Pero al mismo tiempo nos estamos preparando para ser más proactivos”.

“Le estamos enseñando a la gente que conozcan sus derechos, que estén alertas, que los activistas y las organizaciones vayamos a los medios e informemos a la población que debemos estar dispuestos a batallar y defendernos en las cortes”, precisó.

Defenderán sus derechos

Las organizaciones coinciden en que, si bien Trump ha arrestado a más inmigrantes que Obama, deporta menos “porque cada día más inmigrantes conocen sus derechos y pelean por no ser expulsados del país”.

“Pero tenemos que mantener la calma y confiar en nuestra unidad para tratar de defender nuestros derechos”, dice Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “Pensamos que el gobierno tratará de dañar a nuestra comunidad en las fiestas de fin de año”.

Salas agrega que, a pesar de las preocupaciones por el reinicio de arrestos en los estados golpeados por los huracanes Harvey e Irma, “en vez de tener miedo vamos a ejercer nuestros derechos, no nos vamos a quedar en las sombras y saldremos a las calles para que respeten nuestras contribuciones. La comunidad inmigrante se ha ganado un espacio en Estados Unidos y vamos a defenderlo”.

Amenazas permanentes

Los dreamsrs tampoco se quedan atrás en el llamado a permanecer atentos. “Nosotros siempre hemos estado bajo esta amenaza desde que Trump llegó a la Casa Blanca”, dice Juan Manuel Guzmán, encargado de asuntos gubernamentales de United We Dream (UWD), la principal organización de dreamers del país. “No es noticia que este tipo de cosas ocurran, van varias amenazas como esta y las seguirá habiendo. Y también deportaciones”.

Guzmán explicó que UWD “enseña a los inmigrantes acerca de sus derechos, que no abran la puerta en caso de una redada a menos que los agentes lleven una orden firmada por un juez competente, que se cuiden de las tretas que utiliza ICE para engañar a la gente para que les abran la puerta, y que sepan qué hacer en caso de ser arrestado”.

“También tenemos activa la línea caliente de MIGRA-WATCH 1(844)363-1423, donde pueden llamar para pedir información sobre redadas y denunciar operativos”, indicó el activista. “Debemos mantenernos informados para protegernos como comunidad”.

Leer el articulo aqui https://goo.gl/txM9dk

Por: Jorge Cancino 22 de Noviembre 2017

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *